El Sagrado Corán

Sura La reunión (hachr)

Anterior          Indice          próximo

 

¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso!

1.

Lo que está en los cielos y en la tierra glorifica a Alá.

Él es el Poderoso, el Sabio.

2.

Él es Quien expulsó de sus viviendas a los de la gente de la Escritura que no creían, cuando la primera reunión.

No creíais que iban a salir

y ellos creían que sus fortalezas iban a protegerles contra Alá. Pero Alá les sorprendió por donde menos lo esperaban.

Sembró el terror en sus corazones

y demolieron sus casas con sus propias manos y con la ayuda de los creyentes.

Los que tengáis ojos ¡escarmentad!

3.

Si Alá no hubiera decretado su destierro, les habría castigado en la vida de acá.

En la otra vida, no obstante, sufrirán el castigo del Fuego,

4.

por haberse separado de Alá y de Su Enviado.

Quien se separa de Alá... Alá castiga severamente.

5.

Cuando talabais una palmera o la dejabais en pie, lo hacíais con permiso de Alá y para confundir a los perversos.

6.

No habéis contribuido ni con caballos ni con camellos a lo que, de ellos, ha concedido Alá a Su Enviado.

Alá, empero, permite a Sus enviados que dominen a quien Él quiere.

Alá es omnipotente.

7.

Lo que Alá ha concedido a Su Enviado, de la población de las ciudades, pertenece a Alá, al Enviado.

a sus parientes, a los huérfanos, a los pobres y al viajero.

Para que no vaya de nuevo a parar a los que de vosotros ya son ricos.

Pero, si el Enviado os da algo, aceptadlo.

Y, si os prohíbe algo, absteneos.

Y ¡temed a Alá!

Alá castiga severamente.

8.

A los emigrados necesitados, que fueron expulsados de sus hogares y despojados de sus bienes cuando buscaban favor de Alá y satisfacerle, auxiliar a Alá y a Su Enviado.

Ésos son los veraces.

9.

Los ya establecidos en la Casa y en la fe desde antes de su llegada,

aman a los que han emigrado a ellos, no codician lo que se les ha dado y les prefieren a sí mismos, aun si están en la penuria.

Los que se guarden de su propia codicia, ésos son quienes prosperarán.

10.

Quienes vinieron después de ellos, dicen:

"¡Señor! ¡Perdónanos, a nosotros y a nuestros hermanos que nos han precedido en la fe!

¡Haz que no abriguen nuestros corazones rencor a los que creen!

¡Señor! Tú eres manso, misericordioso".

11.

¿No has visto a los hipócritas, que dicen a sus hermanos infieles de los de la gente de la Escritura:

"Si os expulsan, nos iremos, ciertamente, con vosotros, y nunca obedeceremos a nadie que nos mande algo contra vosotros. Y si os atacan, ciertamente, os auxiliaremos"?

Alá es testigo de que mienten.

12.

Si son expulsados, no se irán con ellos.

Si son atacados, no les auxiliarán.

Y aun suponiendo que les auxiliaran, seguro que volvían la espalda. Luego, no serán auxiliados.

13.

Infundís en sus pechos más terror que Alá.

Es que son gente que no comprende.

14.

No combatirán unidos contra vosotros, sino en poblados fortificados o protegidos por murallas.

Sus disensiones internas son profundas.

Les creéis unidos, pero sus corazones están desunidos.

Es que son gente que no razona.

15.

Como los que fueron poco antes que ellos. Gustaron la gravedad de su conducta

y tendrán un castigo doloroso.

16.

Como el Demonio cuando dice al hombre: "¡No creas!".

Y, cuando ya no cree, dice: "Yo no soy responsable de ti. Yo temo a Alá, Señor del universo".

17.

Su fin será el Fuego, eternamente.

Ésa es la retribución de los impíos.

18.

¡Creyentes!

¡Temed a Alá!

¡Que cada uno considere lo que prepara para Mañana!

¡Temed a Alá!

Alá está bien informado de lo que hacéis.

19.

No seáis como quienes, habiendo olvidado a Alá, hace Él que se olviden de sí mismos.

Esos tales son los perversos.

20.

No son iguales los moradores del Fuego y los moradores del Jardín.

Los moradores del Jardín son los que triunfan.

21.

Si hubiéramos hecho descender este Corán en una montaña, habrías visto a ésta humillarse y henderse por miedo a Alá.

Proponemos a los hombres estos símiles. Quizás, así, reflexionen.

22.

Es Alá -no hay más dios que Él-,

el Conocedor de lo oculto y de lo patente.

Es el Compasivo, el Misericordioso.

23.

Es Alá -no hay más dios que Él-,

- el Rey,

- el Santísimo,

- la Paz,

- Quien da Seguridad,

- el Custodio,

- el Poderoso,

- el Fuerte,

- el Sumo.

¡Gloria a Alá!

¡Está por encima de lo que Le asocian!

24.

Es Alá,

- el Creador,

- el Hacedor,

- el Formador.

Posee los nombres más bellos.

Lo que está en los cielos y en la tierra Le glorifica.

Es el Poderoso, el Sabio.

*********

© Copy Rights:

Zahid Javed Rana, Abid Javed Rana, Lahore, Pakistan

Visits wef 2016